Skip to Content

El papa Francisco no quiere escuchar quejas

El papa Francisco no quiere escuchar quejas

¡Se el primero!

“Prohibido quejarse”, así se lee en el cártel que el papa Francisco ha colgado en la puerta de su habitación en su residencia, la Casa Santa Marta, y que fue un regalo de un psicólogo durante una reciente audiencia general.

Así lo revela hoy “Vatican insider”, la página de internet de información religiosa del diario “La Stampa”, que también ha colgado la foto del cartel donde se explica que los transgresores están afectados por “un síndrome de victimismo con la consecuente disminución del humor y de la capacidad para resolver problemas”.

Compartir en :
Anterior
Siguiente

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.